2018 por @Gamificatuaula

  • YouTube
  • Google +
  • Twitter - círculo blanco

¡Síguenos en las redes!

Gamifica tu vida...

February 3, 2016

 

 

 

¿Qué hacen los docentes de esta comunidad cuando salen de su clase, echan la llave a la puerta del aula y se van a casa hasta el próximo día...? ¿Seguirán gamificando? ¿Ganarán puntos por subir a su casa por las escaleras? ¿Gamificarán su comida comiendo sano y ganando puntohidratos?¿Dónde está el límite de la gamificación?

 

Pues sí siguen gamificando... La vida es un juego, y donde solo se pierde cuando se te agota la barra de energía al final de tu vida. Es lo que llamamos la automotivación. Y por ello nos dicen: "Es que eres un motivado". A lo que inmediatamente y mentalmente piensas: "Claro para eso está la vida, para comérsela" Si no ella te come a ti. Las reglas están escritas, la estrategia de juego la eliges tú.

 

La autogamificación y automotivación nos ayuda a generar un autodiálogo que nos permite superar los obstáculos con alegría. Y ten claro que los resistentes van a ir a por tí, porque eres un problema para ellos, para que se replanteen lo que hacen, como enseñan (si es que a eso se le puede llamar enseñar) y sobre todo como consiguen que sus alumnos no aprendan de la mejor forma posible. 

 

Eso si no nos toques mucho los... porque también tenemos nuestro lado oscuro de la fuerza: nuestras frases lapidarias para desmontar a los tóxicos. Igual que ellos tienen frases de maestrillo rastrero para apagar para siempre la llama y el talento de nuestros alumnos, su toxicidad llega a tal punto que sueltan su pus de mediocridad contra nosotros del tipo:

 

Eres muy joven, cuando lleves unos años más...

Con eso que haces no consigues que los alumnos aprendan...

Esa que haces de los juegos no es serio... (profesor de lengua ojo... los antónimos se los dejó en el mismo sitio que la buena educación).

Muy bonito pero eso con 30 alumnos...

Eso en la pública...

No sirve para nada, nos van a cambiar otra vez de ley...

No tenemos medios...

 

¡Están acojonados! Asustados de que haya gente que no se acomode, que se replantee el sistema establecido, que tengan un pensamiento crítico, que piensen que las cosas se pueden hacer de otra forma y, sobretodo, de que haya gente que no tiene miedo. Y lo mejor de todo que venimos de catar durante años profesores como ellos, que hemos sido creados por ellos y que estamos aquí y hemos llegado para quedarnos. Para equilibrar la balanza... y no vamos a parar....

 

Y si te das cuenta son las mismas frases que les dicen a los alumnos, que nos decían a nosotros cuando éramos adolescentes y no se cortan ni un pelo... A eso señoras y caballeros se llama demostración de mediocridad y de falta de recursos, formación y profesionalidad... Pero son los menos, y hacen mucho ruido.

 

Tú ya has gamificado tu vida antes... ¿Recuerdas cuando tratabas de no pisar las líneas de los baldosines? ¿O cuando estudiabas para aquél examen (el último día claro está) y te tirabas una bola a la papelera y te decías a ti mismo: "si entra apruebo el examen"?. Y si fallabas no pasaba nada porque te dabas otra oportunidad y mejorabas tu resiliencia... ¿O cuando te decían algo que te dejaban en evidencia y te pasabas un rato pensando en posibles respuestas por si te vuelve a pasar...? (Como en monkey island...)

 

Hay docentes que se gamifican las tareas del hogar... O se las gamifican las parejas.

 

 

 

Hay otros que se gamifican la actividad deportiva....

 

 

Otros gamifican a sus amigos invisibles... creando juegos de mesa personalizados...

 

Los gamificadores hemos llegado con un alta capacidad de resiliencia y no tenemos intención de salvar a todos los profesores de la hoguera... de la hoguera de la mediocridad porque ya nos hemos topado con mucho infiltrado y hemos intentado convertirle al despertar de la fuerza. Sin embargo, hemos aprendido que no todos pueden ser salvados. Hemos descubierto que no podemos gastar nuestras energías con tales personajes, es como si quisieramos exorcitar al señor oscuro del Señor de los Anillos cuando lo que necesita es dedicarse a otra cosa. Además tenemos un ojo de halcón para la gente que se va a subir a nuestro barco los primeros, los segundos y los que se van a quedar en tierra por miedo a salir de su zona de confort.

 

No somos superprofesores ni superprofesoras, simplemente somos un profe más. No nos creemos superhéroes ni superheroínas que vamos a salvar al mundo. No tenemos recetas mágicas que funcionen para todas las clases, simplemente lo intentamos y le ponemos ganas. Es un tema de actitud. Es en las pequeñas cosas del día a día donde encontramos la motivación para seguir. Una mirada, una sonrisa mañanera, un GIVE ME FIVE, una canción...

 

En la motivación de nuestros estudiantes tenemos la gasolina que nos hace falta para resurgir de nuestras cenizas como el fénix. Y por supuesto que también tenemos un día malo, uno peor y uno ultramalo. También tenemos cosas en nuestras vidas personales que nos tratan de minar. Pero siempre sobrevivimos y por supuesto relativizamos. Ensayamos, probamos, nos equivocamos y cambiamos de estrategia. Si caemos nos levantamos.

 

Todo es un juego. Y si te lo tomas así, siempre ganas porque siempre aprendes. Ganes o no ganes la partida. La partida empieza cada día. En cada clase. Con cada compañero. Con cada persona que te encuentras. A cada minuto. Y tu decides como juegas cada partida. Nunca hay un game over, siempre un to be continue...

 

Y no todas nuestras clases son maravillosas, incluso hay días que ninguna. Pero evalúas y rehaces... Ensayo, error. Somos humanos, no pasa nada por equivocarse.

 

Gamifica tu vida, te lo pasarás mucho mejor. A gamificar se aprende gamificando y recuerda que tú ya gamificabas desde pequeño contigo mismo...te sale de forma natural. 


 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

BreackOut Edu Tesouro 50

July 15, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes