Flying High with Books

July 18, 2017

 

 

Flying High with Books es un blog de "biblioteca de aula" para la clase de inglés en secundaria.

 

Desde que en septiembre de 2015 empezara a crear una página web docente (Flying High with English), sabía que ésta debía albergar algún espacio especial dedicado a la lectura. Así es como en esta página mis alumnos pueden encontrar en la pestaña de recursos todas las instrucciones de cómo hacer el pasaporte lector y todas las actividades vinculadas a las lecturas obligatorias marcadas por el departamento de lenguas extranjeras del Institut de Flix que deberán realizar en el pasaporte.

 

Sin embargo, siempre he tenido la sensación de que en secundaria la lectura es más bien algo obligatorio, más serio, más académico, en el sentido de que hay que leer para saber de los clásicos o para conocer historia de la literatura. Todos los que somos lectores sabemos que a cada uno de nosotros nos gusta una temática y un género diferentes.

 

Además, es muy raro ver una biblioteca de aula en un instituto cuando los alumnos están continuamente cambiando de clase y el profesor es quien va al aula donde están ellos en lugar de disponer de una aula fija en la que poder dejar una pequeña estantería con libros.

 

Si a todo esto añadimos la dificultad de leer en una lengua extranjera, el tema se complica. ¿Cómo fomentar la lectura en lengua extranjera desde la no obligatoriedad?

 

Así es como surgió la idea de Flying High with Books. La idea de que los libros hacen volar la imaginación, que te llevan a otros lugares, que te pueden salvar del aburrimiento.

 

En primer lugar creé el blog en el que introduje cada uno de los libros en una entrada diferente y clasificados en categorías según el nivel de dificultad (los diferentes cursos de la ESO y Bachillerato) y etiquetas según la temática y/o género. Después de leer el libro, el alumno puede escribir un comentario sobre el libro que puede ayudar a otros compañeros a la hora de elegir futuras lecturas.

 

Siempre con el objetivo de convertir la lectura en algo placentero y divertido, y sobre todo, con la idea de que los libros pueden llevarte a otra parte (esta vez en el sentido literal de la expresión) me vino a la cabeza el corto de animación "The Fantastic Flying Books of Mr Morris Lessmore" con la imagen de la muchacha volando agarrada a un manojo de libro.

 

Esa fue la idea clave para desarrollar la narrativa del juego. Salir literalmente volando de una lugar aislado. La isla desierta va inevitablemente asociada a los piratas i a los tesoros ocultos. ¿Y  qué mejor tesoro que un cofre lleno de libros? Cuantos más libros leas, antes saldrás de la isla desierta en la que supuestamente te encuentras tras un naufragio.

 

 

"Pero ¿esto sube nota, profe?" ¿Quién no ha oído esta pregunta alguna vez? Hubo que pensar en ese aspecto también y es así como empecé a establecer el mecanismo de ir ganando monedas de oro en función de las diferentes actividades propuestas durante y después de la lectura. Como parte lúdica y puramente de azar, también introduje un rasca y gana, como premio a la constancia y el trabajo.

 

Esos puntos que en principio son monedas de oro en papel que ellos van atesorando en un pequeño cofre monedero son intercambiables por piezas de un puzzle de ocho piezas que conforman un punto de libro (uno por trimestre) y cada punto de libro (tres en total) forman un diploma de lector distinguido.

 

Cada trimestre, cada pieza de puzzle se traduce en puntos que se suman a la nota final de la materia de inglés, pudiendo obtener hasta un máximo de 2 puntos si han acumulado, con su trabajo (y quizás algo de suerte), las 48 monedas por trimestre.

 

Para añadir más emoción al juego, y sobre todo, para que vayan conociendo más sobre la literatura inglesa y universal, se propone el juego de desvelar una pista sobre un libro misterioso en cada pieza del puzzle que obtengan. Así deben descubrir de qué libro se trata con las ocho pistas facilitadas. El premio esta vez ya no son puntos sino algún regalo físico a determinar (un dulce, material escolar, etc.)

 

El marco del juego ya está creado. Falta ponerlo en marcha y que los alumnos se sientan motivados y dispuestos a recorrer esta aventura que combina lo mejor de las novelas de aventuras del siglo XIX y las enormes ventajas que la tecnología nos ofrece en pleno siglo XXI.

 

Por cierto, a falta de biblioteca de aula, los libros llegan a clase en un precioso baúl con pequeñas ruedas (léase, caja de plástico guarda todo). Habrá que ir pensando en decorarla y convertirla en un verdadero cofre del tesoro.

Please reload

Entradas destacadas

BreackOut Edu Tesouro 50

July 15, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 13, 2018

September 5, 2017

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Síguenos